lunes, 9 de noviembre de 2020

Pfizer puede ser el protagonista del fin de la pesadilla


La farmacéutica Pfizer, a la que Bufonia.com analizó el mes pasado y de la que adelantó que podría ser uno de los laboratorios clave para la vacuna de la COVID19, ha anunciado en el día de hoy que su vacuna experimental contra la COVID-19 ha alcanzado 90% de efectividad, según los primeros datos de sus ensayos clínicos. La tasa de eficacia está muy por encima del 50% de efectividad requerido por la FDA estadounidense para dar luz verde a la vacuna contra el coronavirus, que ya ha causado más de un millón de muertos a nivel mundial tras infectar a cincuenta millones de personas.

"Hoy es un gran día para la ciencia y la humanidad. Estamos alcanzando este hito fundamental en nuestro programa de desarrollo de vacunas en un momento en el que el mundo más lo necesita con tasas de infección que establecen nuevos récords, hospitales que se acercan a su capacidad excesiva y economías que luchan por reabrir", asegura el presidnte de la compañía, Albert Bourla

El director general de la Organización Mundial de la Salud (OMS), Tedros Adhanom Ghebreyesus, afirma que este anuncio de Pfizer es "alentador": "Nos felicitamos por las noticias alentadoras sobre la vacuna procedentes de Pfizer & Biontech Group y saludamos el trabajo de todos los científicos del mundo que están desarrollando herramientas seguras y eficaces para vencer a la COVID-19", añadió. 

Posible Vacuna para el Covid-19

Bufonia explicaba el mes pasado que en mayo de 2020, Pfizer comenzó a probar cuatro variaciones diferentes de la vacuna contra el coronavirus para ayudar a poner fin a la pandemia de COVID-19. El gigante farmacéutico, trabaja junto con BioNTech (farmacéutica con sede en Massachusetts), inyectando dosis de su posible vacuna, BNT162, a los primeros participantes humanos en Estados Unidos a principios de mayo. Según los resultados, dijo que "podrán administrar millones de dosis en octubre" y espera producir cientos de millones de dosis en 2021.

En julio de 2020, Pfizer y BioNTech anunciaron que dos de las cuatro candidatas a vacunas de ARNm de los socios habían ganado la designación de vía rápida de la FDA . La compañía comenzó las pruebas de Fase 3 en la última semana de julio de 2020 en 30,000 personas y estaba programado que Estados Unidos le pagara $ 1,950 millones por 100 millones de dosis de la vacuna. El acuerdo de Estados Unidos tenía un precio de dos dosis a $ 39 y la compañía declaró que no bajaría las tarifas para otros países hasta que el brote ya no sea una pandemia. El director ejecutivo de Pfizer afirmó que las empresas del sector privado que producen una vacuna deberían obtener beneficios.

La BNT162b1 es la más prometedora de las cuatro vacunas desarrolladas, todas ellas basadas en el ARN mensajero para provocar una respuesta inmunológica. Este tipo de candidatas a vacunas son las que se consideran generalmente seguras y han facilitado el rápido desarrollo de vacunas contra el SARS-CoV-2. 

Los candidatos –asignados al azar– recibieron 10 microgramos (µg), 30 µg o 100 µg de BNT162b1, o un placebo; además, los participantes de los grupos 10µg y 30µg también recibieron una segunda dosis 21 días después.

Los autores constataron que la BNT162b1 era, por lo general, bien tolerada, aunque algunos participantes experimentaron, en los siete días siguientes a la vacunación, efectos secundarios de leves a moderados, que aumentaron con el nivel de la dosis. Las reacciones adversas más frecuentes fueron dolor local en el lugar de la inyección, fatiga, dolor de cabeza, dolor muscular, escalofríos, fiebre y trastornos del sueño. No obstante, la vacuna provocó una respuesta inmunológica robusta en los participantes, que aumentó con el nivel de la dosis, así como con una segunda dosis. 

Los anticuerpos contra el SARS-CoV-2 permanecían 21 días después de la primera vacunación en todos los niveles de dosis, y se registró un aumento sustancial de los anticuerpos neutralizantes contra el SARS-CoV-2 siete días después de que se administrara la segunda dosis de 10-µg o 30-µg. 

La respuesta inmunológica fue mucho más fuerte en el grupo 30-µg que en el grupo 10-µg. Sin embargo, no hubo diferencias notables en la respuesta inmunológica entre los grupos de 30-µg y 100-µg tras la primera dosis, y cómo los participantes que recibieron la dosis de 100-µg también experimentaron mayores efectos secundarios, no recibieron una segunda dosis. 

Los niveles de anticuerpos neutralizantes de los participantes fueron de 1,9 a 4,6 veces más altos que los de los pacientes que se recuperaban de la infección por el SARS-CoV-2. Sin embargo, aunque esta comparación proporciona un punto de referencia para evaluar la respuesta inmunológica provocada por la vacuna y su potencial para proporcionar protección, se necesitan ensayos de fase 3 para determinar la eficacia real. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario