viernes, 30 de octubre de 2020

Florentino nunca pierde


Florentino Pérez promovió en 2008 el fallido almacén subterráneo de gas Castor, que fue cancelado en 2013 después de que la zona cercana a la costa castellonense de Vinaroz registrase una serie sísmica con más de mil terremotos. 

Pero ni esta salvajada antiecológica va a pasar factura al 'Ser superior', encantado tras conocer que el Tribunal Supremo ha condenado al Estado a pagar de forma inmediata 1.350 millones de euros al Banco Santander, CaixaBank y Bankia. 

Este trío de bancos adelantó idéntica cantidad para cubrir el agujero de Escal UGS, sociedad mercantil integrada por CLP, la ACS que presidente Florentino y Enagás (que acaba de incorporar a su Consejo de Administración a los exministros socialistas Pepe Blanco y José Montilla). 

Vida y milagros

Florentino Pérez sacó adelante el Castor gracias a sus privilegiadas relaciones con el Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero. Y es que el empresario cultiva sus relaciones con el PSOE, Izquierda Unida, Comisiones Obreras y UGT. 

No hay más que ver su vida y milagros: en 1979 fue concejal de Madrid por la UCD y contribuyó a que el socialista Alonso Puerta denunciase que su partido cobraba mordidas de las contratas de basura. En 1986, rota ya la coalición 'suarista', Pérez lideró en Madrid a la 'Operación Roca'. 

Florentino, que no sacó siquiera el 1% de los votos, se convertía en efímero líder del Partido Democrático Reformista que lideraba Miquel Roca y apadrinaba desde Barcelona Jordi Pujol, entonces 'hombre de Estado' y faro en el que se miraba la patronal madrileña (harta de que la alternativa al carismático Felipe González fuese un envejecido exministro franquista como Manuel Fraga).

Dominio mediático 

A Florentino más que la política le gustan los medios. Y es que en este campo tiene una posición privilegiada gracias a su amistad con Antonio García Ferreras, al que tuvo en nómina el Real Madrid, o con Eduardo Inda. 

El presidente de ACS ha conseguido que no haya una sola televisión crítica con el club deportivo que preside: Atresmedia es 'merengue' gracias a Josep Pedrerol, arropado por Ferreras; y Mediaset es madridista porque la productora de 'Deportes Cuatro' gestiona Real Madrid TV.

Pérez, que también recibe mimos de Marca o es capaz de utilizar su influencia en sindicatos como Comisiones Obreras o UGT para echar de TVE un programa crítico con su gestión deportiva, 'El Rondo', nunca pierde. 

Liberal... a ratos

El negocio de Florentino Pérez en el proyecto Castor muestra que muchos de los grandes empresarios con pose de liberales practican una regla muy sencilla gracias a 'papá Estado': la socialización de las pérdidas y la privatización de los beneficios. 

El empresario, que ha financiado el nacimiento de medios como Ok Diario o Libertad Digital, decía a las espaldas de Raúl e Iker Casillas que eran "dos estafas", tal y como desveló su exaliado José Antonio Abellán. 

Este locutor no tiene relación actual con Florentino, que se negó a abrir la 'caja de Pandora' tras la caída de Ramón Calderón. Abellán contó en Merca2 que "hubo muchas cosas que Florentino impidió que se aclarasen: los millones en dinero negro que alguien ingresaba regularmente a cambio de entradas o los cientos de abonos regalados saltándose la lista de espera, las comisiones sobre operaciones con jugadores". 

Quizás Florentino, que se presentó como adalid de la ética en el Ayuntamiento de Madrid y en el Real Madrid, quizás no quiere limpiar organismos públicos o instituciones. Y es que su prioridad es mandar, cueste lo que cueste...

No hay comentarios:

Publicar un comentario