miércoles, 24 de junio de 2020

Recojan el champán: el virus sigue expandiéndose




Los datos del COVID19 a nivel mundial siguen siendo alarmantes, pero la angustia en España se ha rebajado y hay datos que animan a ello. Es evidente que las administraciones públicas están más atentas a la evolución sanitaria que en febrero y la población se ha aprovisionado de mascarillas, herramienta estupenda para evitar contagios.

Aun así España abre fronteras, no vaya a ser que los empresarios turísticos protesten, y en nuestro país puede repetirse una imagen tan grotesca como la que vivieron algunos de nuestros sanitarios, parapetados del virus en Soria con bolsas de basura:



Impasibles

El COVID19 sigue extendiéndose a nivel global de forma salvaje. Warren Buffet advirtió en su última conferencia que "el mundo ha cambiado". Quizás lo diga porque muchos estados de USA están reabriendo por completo sus economías sin siquiera aplanar su curva de contagios. ¿Economicismo? Más bien darwinismo...

El mantra de la inmunidad grupal es tan bonita como sangrienta: costará miles de vidas. No 'caerán' muchos jóvenes, la probabilidades de morir se estiman en torno a un 3%, pero la tasa ronda en algunos países el 70% entre las personas mayores.

Veamos cómo se disparan los casos a nivel global:


El virus va a menos, no a más a pesar de lo que insinúan las administraciones y aseguran los inversores con un comportamiento sólo comprensible desde la 'euforia postapocalíptica' que doma a algunos de ellos.

El virus, guste o no, se disparará en cuanto la ciudadanía se tranquilice mediante el retorno a una rutina que facilita la desprotección.

Malas vibraciones

No hay que ser epidemiólogo para advertir que el virus rebrota en entornos que cuentan con una alta humedad: los mercados de Wuhan y Pekín, un matadero de Alemania y algunos países sudamericanos tropicales.

España dejará de ser en septiembre un secarral y los más pequeños llenarán unos colegios que estarán menos atestados gracias a que las administraciones contratarán a más profesores para bajar los ratios. 

El ejemplo de Ackman

El famoso inversor Bill Ackman con su fondo Pershing Square Capital Management ha vuelto a iniciar su célebre cobertura con CDS, Credit Default Swaps. Este gestor, calificado como "temerario" por algunos medios, convirtió 27 millones de dólares en 2.600 en un mes tras apostar por empresas modélicas que estaban sufriendo caídas muy pronunciadas. 


Inmunidad de grupo

El mundo 'necesita' que en torno al 70% de la población tenga anticuerpos que doten de lo que se conoce como "inmunidad de grupo". El problema es que las cifras no hacen soñar con ello a corto plazo. Hasta entonces, guste o no, hay que seguir en alerta ante un virus que no cesa de crecer. 







No hay comentarios:

Publicar un comentario