jueves, 28 de mayo de 2020

Los seis momentos históricos de Telefónica




Periódicos como Expansión se pasan la vida recomendando comprar Telefónica. Y es hora de analizar en qué momentos verdaderamente era interesante apostar por la emblemática teleco española.

Repasemos las dos últimas décadas de la compañía dirigida por Álvarez-Pallete con un gráfico: 
Pepe Díaz. 

Cierto es que no se puede poner suelo a la valoración de una empresa en franca decadencia como Telefónica, a la que los errores pasados le generan una digestión pesada. ¿Cómo puede ser que una compañía de este calibre haya estado durante dos décadas en manos de un personaje medieval como César Alierta, más pendiente de enchufar a Urdangarin en Suiza que de renovarse el smartphone?

A Telefónica en España no se le tose porque utiliza su cuenta publicitaria para cambiar críticas por publirreportajes llenos de claroscuros, véase la fusión de O2 con Virgin. Y porque tira de chequera con el dividendo, que en España se paga con el flujo de caja en vez de con la emisión de deuda. 

Parece que estamos en un momento propicio para apostar por la Telefónica de Pallete, que ha enviado una carta a sus accionistas previa a la junta general en la que asegura que en los últimos cinco años "las sociedades han recorrido en transformación digital el trecho equivalente a un lustro de normalidad, porque ya no es la oferta de tecnología la que lidera el avance sino la sociedad y las empresas las que demandan ese impulso". Debería mandarle la carta esculpida en piedra a Alierta.

Leer más: La letra pequeña de O2 Virgin.  

No hay comentarios:

Publicar un comentario