Bufonia en tu correo electrónico:

jueves, 14 de mayo de 2020

Por qué el final del plástico puede destrozar el Planeta



Existe una sana mirada medioambientalista contra el plástico, material que daña ecosistemas naturales y mata a miles de animales marinos. Algunos biólogos aseguran que debemos elegir entre el plástico o el Planeta.

Pero esta boutade no puede hacernos olvidar dos asuntos: la ciudadanía aumentará su apuesta por productos envasados en plástico para adquirir seguridad frente al COVID-19 y el sustituto del plástico, si es que existe, podría destrozar el planeta. Aquí van cuatro claves sobre este complejo asunto:

1- El plástico es un material 'casi perfecto' en términos de peso, consumo de energía, precio y generación de gases invernadero. Encontrar un sustituto podría multiplicar por 3,6 su peso, en 2,2 el consumo de energía y en 3,7 las emisiones de gases de efecto invernadero.

2- Existe una tendencia a sobreenvasar productos y las grandes distribuidoras de alimentación deben acabar con ella. Eso sí, cabe recordar que en veinte años se ha rebajado el 40% del peso de los envases.

3- Las administraciones deben realizar campañas encaminadas a que la gente adquiera productos líquidos mediante envases reutilizables o en que la gente se lleve la compra en bolsas de cartón, pero no debemos olvidar que existe una gran cantidad de elementos cuya venta es inherente a la utilización de envases.

Véase la carne, que no puede venderse en cartón porque genera bacterias. También hay que tener cuidado con lo que entendemos por cartón, los bricks, porque también están formados por polietileno y papel aluminio. Es decir, que hay que acabar con el plástico. Pero antes estudiemos cómo...

No hay comentarios:

Publicar un comentario